Explicar cuentos a los hijos antes de ir a dormir, una buena práctica

Se ha demostrado que, ya desde el propio embarazo, la voz de la madre produce tranquilidad en el bebé. Cuando una criatura nace, lo único que reconoce es la voz de su madre, y, a veces, también la del padre, y sus voces son lo único que le transmite seguridad y confianza para adaptarse a un nuevo mundo totalmente desconocido. Por ello, utilizar nuestra voz como herramienta tranquilizadora de inducción al sueño es algo que siempre se ha utilizado en todas las sociedades.

Pero el cuento no es solo una herramienta para ayudar a conciliar el sueño. Se sabe que nuestros antepasados lo utilizaban como método de transmisión de su cultura a las siguientes generaciones, así como de sus ideas y costumbres.

En la actualidad, en el mundo occidental, es uno de los mejores útiles de inducción al sueño para los bebés y niños. Esto es debido fundamentalmente a dos aspectos:

  • La voz de la madre, padre o cuidador es reconocida desde antes de nacer como algo seguro y cercano.
  • Utilizada de forma adecuada, hace que el pequeño entre en un estado de bienestar y relajación que ayuda a caer dormido.

La voz, como herramienta relajante e inductora del sueño, ha de utilizarse de forma adecuada. El tono debe ser suave y monocorde, más o menos regular. Debe transmitir confianza y seguridad, por ello, los sobresaltos en la voz no son adecuados para este fin.

La temática debe ser cuidada también. No son recomendables contenidos de alta emotividad ni violentos y debe adecuarse el lenguaje que utilicemos a la edad del bebé. Si nuestro hijo está cerca de los veinticuatro meses, debe tenerse en cuenta que el tema que utilicemos puede dar lugar a pesadillas. Así que prestar atención a este apartado es importante.

Cuando va creciendo, puede introducirse el cuento con ayuda de un libro con escritura e ilustraciones. La lectura a nuestro pequeño hace que, además de ayudarle a dormir, aprenda más vocabulario y, mostrándole el libro a la vez que se le lee, le facilitará el proceso de aprendizaje de la escritura y la lectura cuando se vaya introduciendo a ella.

A través de estas narraciones comunicamos nuestro sistema social, costumbres, valores sociales y morales, con lo cual, es importante elegir el adecuado que se aproxime a lo que nos gustaría que los pequeños aprendieran.

Otro de los beneficios de contar una historia antes de dormirles es el aumento del vínculo y encuentro que generamos con ellos. Normalmente, el ritmo de vida occidental hace que pasemos poco tiempo con nuestros hijos y que, parte de ese tiempo, estemos ocupados cuidándolos mientras hacemos otras cosas (darles de comer, preparar la comida, recoger la casa o limpiar), con lo cual, la atención exclusiva hacia ellos es realmente poca.

El contarles un cuento da lugar a ese encuentro entre padres e hijos donde la atención es exclusivamente para ellos. Es un momento único para los dos, un instante que dará lugar a una intimidad y a un vínculo mayor, tan necesario para el bienestar y seguridad de los más pequeños.

Con esto podemos llegar a la conclusión de que los beneficios de contar un cuento antes de dormir son claros y podemos resumirlos en los siguientes:

  • Fomenta la inducción del sueño en los bebés y niños.
  • Favorece el aprendizaje de la lectura y escritura.
  • A través del cuento aprenden valores sociales y culturales.
  • Aumenta el vínculo afectivo entre padres e hijos.

Además de leer con nuestros hijos, los padres podemos hacer otras cosas para estimular el desarrollo intelectual y social de nuestros pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s