Preso en Brasil gerente fujimorista que desfalcó 1,000 millones a Caja Militar

El exgerente general de la Caja de Pensiones Militar Policial, Javier Revilla Palomino, considerado el “cerebro” de uno de los más grandes desfalcos del gobierno de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, se encuentra detenido en una cárcel de Río Branco, capital del estado de Acre, en Brasil.

No obstante contar con una orden de captura internacional, Revilla pudo sortear los controles fronterizos y recalar en Río Branco, donde ha dicho a las autoridades brasileñas que es un “perseguido político” y ha solicitado “asilo humanitario”.

Revilla enfrenta 12 acusaciones por actos de corrupción.

Se le acusa de haber contribuido en el desfalco de al menos 1,000 millones de soles de la Caja Militar.

El 28 de mayo del 2007 Javier Revilla recibió una primera sentencia de ocho años de cárcel por colusión, condena confirmada por la Corte Suprema.

Por increíble que parezca, de acuerdo con el reporte migratorio de Javier Revilla Palomino, salió del Perú por última vez el 18 de marzo del 2012 por Iñapari, Madre de Dios.

No se entiende por qué lo dejaron pasar si tenía una orden de captura vigente.

Revilla se encuentra en situación de contumaz debido a su negativa a presentarse ante la Primera, Segunda, Tercera y Cuarta Salas Superiores Liquidadoras de Lima, que lo procesan por su participación clave en el desfalco a la Caja Militar. Se trata de uno de los más graves casos de corrupción del gobierno de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos que afecta hasta hoy a millares de pensionistas militares y policías.

Expediente negro

Fujimori y Montesinos usaron la Caja Militar como una fuente de dinero fresco para financiar actividades ilegales, como las campañas presidenciales, de acuerdo con los expedientes judiciales a los que tuvo acceso La República.

Javier Revilla Palomino tiene la posibilidad de acogerse a la figura de Colaborador Eficaz para señalar a los instigadores del desfalco de la Caja Militar, manifestaron fuentes judiciales.

Revilla ha sido gerente general de la Caja Militar entre 1994 y 1998, el periodo en el que se registraron los mayores casos de corrupción. El directorio otorgaba préstamos ilegales con fondos de la institución a empresarios coludidos a cambio de sobornos millonarios.

Vladimiro Montesinos, con anuencia de Fujimori, ordenaba a los directores de la Caja Militar aprobar decisiones del gobierno central.

Por ejemplo, Juan Carlos Hurtado Miller, quien debía millones de dólares a la Caja Militar, a condición de postular como candidato a la alcaldía de Lima por el fujimorismo, pidió que le resolvieran una deuda millonaria. El directorio aceptó. Revilla reconoció la intromisión de Vladimiro Montesinos, quien por mandato de Fujimori dispuso “arreglar la situación” de Hurtado, lo que finalmente se hizo.

Las autoridades brasileñas confirmaron que Revilla gestiona que lo declaren refugiado político para evitar la extradición por mandato de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, dictada el 2 de octubre del 2014, por los delitos de colusión y desfalco.

Contra la pared

“No hay ningún fundamento que acredite que Javier Revilla es un perseguido político. Las acusaciones que afronta son por casos de corrupción de funcionarios. Ha sido citado a todos los procesos y jamás se presentó. Prefirió fugarse. Han pasado tres gobiernos (Toledo, García y Humala) y este señor se ha burlado de la justicia de los gobiernos democráticos.

Miles de pensionistas de la Caja Militar Policial son las principales víctimas de las operaciones fraudulentas que entre 1990 y 2000 consumaron los oficiales castrenses y oficiales que bajo mandato de Fujimori y Montesinos resolvieron dar uso ilegal a los fondos de la institución.

Operadores de Fujimori y Montesinos como Víctor Venero Garrido, Juan Valencia Rosas y Luis Duthurburu Cubas confesaron ante las autoridades judiciales que la Caja Militar era usada para financiar las actividades ilícitas del gobierno fujimorista mediante la depredación de los millonarios fondos de los jubilados.

Lea. “Keiko Fujimori no trabaja”, es mantenida por su partido

Claves

Casos. Ex gerente general fujimorista de la Caja de Pensiones Militar Policial enfrenta 12 casos de corrupción por desfalcar la institución por más de mil millones de soles.

Campaña. Durante el proceso judicial se acreditó que parte de los fondos se destinaron al financiamiento de la campaña electoral del ex presidente Alberto Fujimori.

Fondos. El fujimorismo y la prensa en general ocultaron este tipo de graves delitos que afectaron los fondos públicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s